Recibidor con aparador de madera 00521287 (1)

6 ideas para hacer más luminoso tu recibidor.

RBA

Muy sencillas de aplicar

Con estas 6 ideas llenarás de luz un recibidor oscuro

Los espacios luminosos aportan calidez y, gracias al juego que crean las luces, pueden parecer muchísimo más grandes a la vista. Así es cómo puedes iluminar el recibidor

El recibidor es la carta de presentación de nuestro hogar, es el primer espacio que ven nuestros invitados nada más pasan por la puerta y el que nos da la bienvenida cada día. Por eso, es fundamental crear un espacio en la entrada de casa que sea acogedor y cálido, un espacio donde la luz sea la protagonista. Para ayudarte a crearlo, te contamos, a continuación, 6 ideas para conseguir un recibidor mucho más luminoso.

4 consejos de Marie Kondo para ordenar el recibidor, ¡y que dure!

6 ideas para hacer más luminoso tu recibidor

Un recibidor bien iluminado crea sensación de amplitud y calidez, haciendo que tanto los residentes como las visitas se sientan acogidos al instante. Además, la luz natural o artificial adecuada puede destacar elementos decorativos, como obras de arte o plantas, que realzan la estética del recibidor. Para conseguirlo, te aconsejamos que pongas en práctica alguna de estas 6 ideas:

Recibidor con consola ligera 00514948

Una apertura acristalada llenará de luz tu recibidor. 

RBA

1. Apuesta por el open concept

O, dicho con otras palabras más sencillas, incluye el recibidor en el salón. Esto quiere decir que abras tu salón hasta la puerta de entrada de la casa y que crees un espacio destinado al recibidor, por ejemplo, colocando un perchero, ganchos o una alfombra para delimitarlo. Es verdad que este diseño open concept no es una solución ni sencilla ni rápida para dar más luz a tu recibidor y, además, implica hacer reformas en casa pero, si tienes tiempo y presupuesto, deberías ir a por ella porque el recibidor coge una luminosidad espectacular.

2. Usa puertas acristaladas

Si no quieres tirar tabiques para crear un espacio abierto y, además, te gusta que cada estancia de tu casa tenga su propio espacio bien delimitado, otra opción para conseguir que entre más luz es usar puertas acristaladas, es decir, puertas que, además del marco de madera, cuentan en su centro con una superficie de vidrio. De esta forma, la luz de la calle y de las habitaciones que estén rodeando al recibidor, llegará al mismo a través del vidrio. 

3. Que la luz fluya a través de tabiques

Aquí las opciones disponibles para que la luz fluya hasta el recibidor son múltiples y a cual más original, desde un medio muro que diferencie el recibidor del resto del pasillo o de la casa, una estantería o diseños más currados como una celosía transparente de pino.

Recibidor con consola de madera y espejo de cuarterones 00538456

Los espejos son infalibles para multiplicar la claridad. Colócalo reflejando una ventana. 

RBA

Sigue toda la información sobre decoración, orden, limpieza y buenas compras en el perfil de Cosas de Casa en Facebook y también en el canal de Cosas de Casa en WhatsApp. ¡Te esperamos!

4. Un sí rotundo a los espejos

La forma más rápida de aumentar la luz en un recibidor, y en cualquier estancia de la casa, es colocando espejos. Estos elementos decorativos, además de decorar y ofrecernos una superficie donde reflejarnos, amplían el recibidor, lo hacen parecer mucho más grande y, por supuesto, mejoran su luminosidad. Las opciones de espejos también son infinitas: redondos, de grandes dimensiones, que lleguen hasta el techo, con cuarterones, clásicos, barrocos, minimalistas, etc.

 

5. Los colores claros, un must

Te aconsejamos que huyas de las tonalidades oscuras en tu recibidor, especialmente si es pequeño y no tiene entrada de luz. Los colores oscuros hacen más pequeños los espacios y les restan claridad, justo lo contrario de lo que necesitamos. Por eso, para ganar luminosidad en la entrada de casa e iluminarla al máximo, lo mejor es usar colores claros como cremas, pasteles e, incluso, el blanco, en sus tonalidades má cálidas.

6. Las lámparas, que no falten

Lo mejor de lo mejor es que la entrada de casa reciba luz natural, pero, si no es posible, esto no significa que no podamos disfrutar de un recibidor luminoso porque para algo existen las lámparas, para dar luz. Eso sí, para darle un toque diferenciador a la estancia, ve a por lámparas que tengan diseños originales, pueden ser tanto de sobremesa para colocar encima del mueble del aparador, colgadas del techo o de pie.